Exhibimos tu pieza gráfica para potenciar tu producto

Los anuncios display han evolucionado de tener banners donde apenas se mostraba texto, a ser elementos más llamativos y completos en cuanto a diseño.

Los anuncios de tipo display es un formato publicitario online en el que los anuncios se muestran en forma de banners en las páginas de destino. En su forma más básica, estos banners son una combinación de imágenes y texto. También pueden incluir audio, vídeo u otros formatos interactivos. Generalmente los banners aparecen en la parte superior o lateral de la página de destino.

Formatos Display más populares

Aenean eget laoreet nulla. Cras commodo ante ac tellus molestie, a venenatis lorem sodales.

Los banners se dividen en dos grandes categorías: animados o estáticos.

Los banners animados deben estar en formato .GIF o flash. El primero tiene la ventaja de poder mostrarse en todo tipo de dispositivos y navegadores, mientras que el segundo ofrece mayor capacidad y calidad. Por ello, es buena idea usar banners en flash con un backup en .GIF. En ambos casos, la animación debe durar 30 segundos o menos, y puede repetirse en loop.

Los banners estáticos pueden estar en .JPG, .JPEG y .PNG. En este último caso, la cantidad de colores es menor.

En lo que se refiere al tamaño y colocación de los banners, tenemos un gran número de opciones. Estas son algunas de las más comunes:

  • Superbanner. También llamado megabanner, bigbanner o leaderboard, este formato suele ubicarse en la cabecera de las páginas web, pegado en la parte superior. El tamaño estándar es de 728×90 píxeles. En algunos casos puede expandirse al pasar el ratón, hasta alcanzar los 728×180 píxeles. Una opción más impactante es el Ceiling AD, que también se ubica en la parte superior de la página y permite un gran número de opciones de personalización.
  • Floor AD. Anuncio colocado en la parte inferior de las páginas web, con unas medidas estándar de 700×200 píxeles.
  • Robapáginas. El clásico anuncio vertical del lateral derecho de las páginas, que puede expandirse hacia la izquierda o hacia abajo.
  • Skyscraper («rascacielos»). Este formato clásico suele tener 120×600 píxeles. También está disponible en versión más ancha, con 160×600.
  • Pre-roll. Tiene como particularidad que se muestra durante unos segundos antes de la reproducción de los contenidos. Su tamaño puede variar en función de las necesidades de la campaña, pero la medida estándar es 300×250 píxeles.
  • Skin. Se trata de la personalización del header y los laterales del fondo de una web con las imágenes y colores de la campaña. En su versión premium puede incluir un vídeo en la cabecera o un formato dinámico.
  • Interstitial. Este formato oculta prácticamente todo el contenido de la página, aunque cuenta con un botón para cerrarlo antes de tiempo. No cabe duda de que consigue llamar la atención de los usuarios, pero también es un formato bastante polémico ya que se considera intrusivo.